4 colores que llevan calma a tu casa: Crea un espacio de paz en tu hogar


Seguramente habrás oído hablar del gran impacto que el color puede provocar en tu estado de ánimo. Sin embargo, Sabes cuáles son los mejores tonos para ayudarte a reducir el estrés?

Unos colores nos energizan y otros nos relajan. Conoce los tonos ideales para crear un espacio de paz y tranquilidad en tu hogar.  Decorar a través del color hará que tu relajación sea mayor o menor según la paleta cromática que escojas. 

 

Colores Pastel

Rosa, beige, turquesa suave, celeste, amarillo...Además de elegantes, los colores pastel tienen la característica de armonizar entre sí, lo cual nos permite crear espacios con equilibro visual.

 

 

 

Blancos y Grises

El blanco representa la pureza y la calma; mientras que su carácter acromático (sin color) se traduce en nula oscuridad y brillo combinado con tonos ligeros grises pueden tener un efecto calmante de gran impacto visual muy beneficioso. Estos tonos pueden provocar incluso que tus pulsaciones se estabilicen. Tu vuelta a casa después de un largo día de trabajo puede dar un giro completo con una casa cromáticamente relajada.

Dormir en una habitación de color blanco te ayudará a renovarte durante la noche y atraer las energía del sol por la mañana. Si no eres fan de las paredes blancas, una opción es vestir tu cama de color blanco y colocar cortinas blancas de materiales porosos en las ventanas.

 

 

 

Verdes

El verde transmite tranquilidad, confianza y bienestar además nos remite inmediatamente a la naturaleza. El truco está en conocer sus matices y saber cómo combinarlo. Para lograr un espacio libre de estrés es necesario encontrar la armonía cromática con otros colores como el naranja. 

Si no estás convencido de utilizarlo en una pared o en muebles lo ideal es hacerlo desde su forma más pura colocando plantas en el interior de tu hogar.

 

 

Azul

El color azul es conocido por transmitir un efecto de profundidad y seguridad. En la naturaleza lo podemos encontrar en océanos de diferentes tonalidad, remitiendo a los espectadores a un ambiente de relajación y pureza.

Este tono es ideal para una pared de dormitorio si lo que buscas es optimizar el descanso. Si tus paredes son blancas puedes complementarlo con accesorios o mobiliario de todos azules.

 

 

 

El ritmo de vida cotidiano hacen del estrés algo de lo que nadie está exento.  Lograr una casa libre de estrés es posible si elegimos los accesorios y colores correctos. Nada como llegar a casa y encontrar un espacio lleno de armonía y paz.