Integra la naturaleza a tu hogar y dale vida a tus espacios

Día con día estamos en contacto con la naturaleza pero muchas veces el vivir en una ciudad concurrida no tiene la suficiente, además de brindarnos beneficios como limpiar el aire que respiramos, hay diferentes maneras de hacer que tus espacios interiores luzcan tan naturales como los exteriores. Si recuerdas tu infancia, la casa de tus abuelos, la de tus padres o algún ser querido siempre estaba llena de plantas y por supuesto, aquella frescura que se emanaba de esos espacios.
Sabemos que ahora, al querer mantener esos espacios llenos de plantas, parece un poco caótico ya que el hogar puede tener espacios reducidos o simplemente no contamos con el tiempo necesario para mantener los cuidados requeridos, pero esto no debe evadir la idea de no contar con plantas en tu hogar. Siempre hay tiempo para cuidar una planta que además nos brinda bienestar.


Existen infinidad de plantas que no necesitan mucho tiempo de cuidado ni uno específico, puedes informarte sobre cuáles se adecuan a tu estilo de vida y a tus espacios, otra opción es acudir a un vivero donde siempre te aconsejaran cuáles son las más adecuadas para ti y entenderán perfectamente lo que buscas.

El cuidar una planta se puede convertir en una tarea muy sencilla, unos pequeños tips que puedes usar son anotar en tu agenda diaria un recordatorio de cuidado, en una hoja puedes anotar los mejores y más importantes puntos de cuidado como la cantidad de agua, si es planta de sol o de sombra, etc. también puedes acudir a un amigo cercano, un familiar o un experto en plantas para conocer más sobre ellas. Verás que se puede convertir en tu pasatiempo haciéndote sentir renovada.


IIncluir plantas en tu hogar también puede crear un espacios inigualables con estilo único, es un oportunidad para mostrar tu personalidad de manera diferente, y claro, nos mantienen en contacto con nuestra madre tierra, da frescura, ayuda a nuestro bienestar y el de nuestros seres queridos, Y tu… ¿te sumas a explorar tu estilo junto a la naturaleza?.
Por: Michell Gallegos